EL VALLE DEL RÓDANO: LA CÔTE RÔTIE.

El arco de viñedos de la Côte Rôtie, que ocupa las pendientes occidentales de granito del valle, en Ampuis, con sus peligrosas terrazas, ha cobrado merecida fama internacional hace muy poco tiempo. Hasta que la atención se centró en el decidido Marcel Guigal y sus excepcionales vinos, en la década de 1980, el côte rôtie se consideraba un vino para expertos que sorprendía a todo aquel que lo descubría por su mágica  delicadeza frutal y su calidez meridional, aunque es más próximo a un gran borgoña tinto por el modo en que los firmes taninos apoyan a los delicados aromas, en claro contraste con la corpulencia del hermitage, sin lugar a dudas el embajador más conocido del norte del Ródano.

Tal como sucede con Hermitage, la Côte Rôtie es de origen romano, o incluso anterior, y hasta el siglo XIX sus vinos se vendían en garrafones de 76 l, la medida de una ánfora doble. Siempre ha sabido mantenerse casi en secreto como uno de los mejores vinos de Francia. A pesar de ello, en 1971 su superficie era de 70 ha e iba disminuyendo. Su precio apenas justificaba la dura labor de los vinicultores. Pero un buen día, el mundo lo descubrió y los precios subieron vertiginosamente. En cuarenta años, los viñedos se han cuadruplicado hasta ocupar 264 ha, con lo que ha superado incluso al hermitage en lo que se refiere a cantidad de vino producido.

cote-rotie-10844601esmqk

Como su nombre indica, esta ladera orientada al sudeste (y tan inclinada que la pendiente puede alcanzar un 60% en algunos puntos y se impone el uso de poleas, e incluso de monorraíles para transportar cualquier cosa que pese tanto como una caja de uvas) es un verdadero horno en verano (de ahí rôtie, que significa “asada”). Muchas partes de de esta franja de viñedos de apenas 500 m de anchura se hallan expuestas al sol durante todo el día. El esquisto pedregoso del que surgen estos terrenos ribereños conserva hasta el último vestigio de calor, razón por la que las nuevas plantaciones de la meseta superior rara vez llegan al mismo grado de madurez y han diluido en cierta medida la reputación de la zona.

Podría parecer obvio dónde se encuentran los límites: el noroeste, en la cima de la ladera abrasada por el sol; el sudeste, hoy en día formado por la N86, la carretera que baja por la orilla derecha del Ródano, al sur de Lyon. Sin embargo, hasta dónde alcanza el terroir de la Côte Rôtie al nordeste y el sudoeste es objeto de un apasionado debate desde hace siglos. Si se acepta, en cualquier caso, que los viñedos originales se concentran en las dos laderas más visibles situadas por encima de Ampuis: la Côte Blonde, y la igualmente extensa Côte Brune al norte, orientada al sudoeste. La primera, como parte del gran Macizo Central, tiene más granito, en ocasiones visible en la superficie, con numerosas zonas de suelo arenoso o pizarroso con un elemento de piedra caliza clara. Dichas tierras dan lugar a unos vinos más suaves, que se desarrollan antes que los que se producen en la igualmente extensa e incluso más variada Côte Brune, cuya arcilla más pesada está oscurecida por el hierro y cuyos vinos son tradicionalmente más profundos y más duros.

vignoble-de-cote-rotie-a-ampuis-c-m-crivellaro

Côte Blonde y Côte Brune comparten el mismo nivel de calidad, pero no el estilo, por lo que en el pasado los comerciantes mezclaban sus vinos para producir un côte rôtie unificado. En cambio, la moda actual se decanta por los vinos de viñedos concretos, una tendencia en aumento gracias al productor por excelencia, Guigal. Con el embotellado de La Mouline (Côte Blonde), La Landonne y La Turque (Côte Brune) por separado, después de un envejecimiento en roble nuevo durante hasta cuarenta y dos meses, ha logrado acercarse al máximo a la creación de un nuevo Romanée-Conti. Estos son vinos para millonarios, impresionantes por su fuerza, pero no siempre del agrado de los amigos del suave côte rôtie clásico, envejecido en barricas ya usadas. Los tradicionalistas se sentirían más satisfechos con vinos como los de Barge, Gangloff, Jamet y Jasmin, así como con el côte blonde de Rostaing.

e-guigal-cote-rotie-la-landonne-rhone-france-10156568

El panorama se complica todavía más debido a la divergencia entre los nombres que aparecen en las etiquetas de Guigal, los más famosos de la Côte Rôtie, y los que aparecen en los mapas locales. El vino más basto de los de Guigal, La Landonne, también es embotellado por Jean-Michel Gérin y René Rostaing, y es el único de los vinos de Guigal comercializados internacionalmente como “La La” que constituye un terreno oficialmente reconocido. La Mouline, una marca de Guigal desde 1966, es un monstruo suntuoso y aterciopelado, producido con las uvas de viñedos  de sesenta años de antigüedad de la Côte Blonde. La Turque, otra marca de Guigal creada en 1985, se halla muy por encima del centro de  Ampuis, mientras que el embotellado con la etiqueta de Château d´Ampuis, la adquisición más reciente de Guigal, constituye una mezcla de siete viñedos bastante diferentes de los de Côte Brune y Côte Blonde. parecía inevitable que Marcel Guigal adquiriese y renovase con elegancia el maltrecho Château d´Ampuis, junto al río, la propiedad en la que trabajaron sus padres cuando eran jóvenes.

e-guigaljpg

La Côte Rôtie, sin embargo, está lejos de ser una denominación de un solo nombre. Gilles Barge, los Bonnenfond, Bernard Burgaud, Clusel-Roch, Duclaux, Jean-Michel Gérin, Jamet, Michel y Stéphane Ogier, y Jean-Michel Stéphan, así como muchos otros productores con base en Condrieu o Saint Joseph, elaboran vinos muy interesantes.

Entre los comerciantes con côte rôties especialmente destacables figuran Chapoutier, Delas, Jaboulet, Vidal-Fleury (propiedad de Guigal) y, por supuesto, el propio Guigal.

No es solo la geografía lo que distingue a la Côte Rôtie de Hermitage. En teoría, los viticultores de la primera pueden añadir hasta el 20% de uvas blancas Viognier a la Syrah de la que depende el vino. La Mouline de Guigal incorpora más del 10% de Viognier, pero la proporción más habitual es de 2-5%.

dj-pour-blog480

Bibliografía: Johnson, Hugh – Robinson, Jancis (2014) Atlas Mundial del Vino                   7ª Edición Revisada. Editorial Blume.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s